Dilema de ADN

Hace ocho años, alquien mató a Al Sicherer. Sigue la busqueda de su asesino.

Beverly Sicherer se quedó boca abajo en el piso frío del pasillo fuera del apartamento de Aventura de su padre. Casi loca, golpeó el mármol con sus puños, luego sus antebrazos. Lo hizo una y otra vez hasta que millones de pequeños vasos sanguíneos se rompieron. Pero Beverly no sintió el dolor.

Apenas unos segundos antes, ella abrió la puerta y encontró el cadáver de su padre de 76 años, Al. Su cráneo se rompió. Su cuello estaba quebrado. La sangre había salpicado ambos dormitorios, la alfombra, la losa, las paredes, y los muebles de su apartamento en el piso 16. Y el asesino había desaparecido.

"Horrible," dice ella ahora. "Realmente horrible. Saqué el teléfono, caminé en el vestíbulo y llamé al 911. Estaba paralizada. El que hizo esto fue un monstruo."

Pat Kinsella

Éso pasó el 25 de julio de 2001. Desde entonces, las pistas han molestado a Beverly. Una huella sangrienta, una huella digital en el refrigerador y la captura de un fugitivo parecían ser las pistas que llevarían a la policía al asesino de Sicherer. Pero no sucedió. Ahora la policía tiene algo que puede finalmente solucionar el caso. Una prueba de la cadena de ADN es la prueba de que la persona que mató a Sicherer podría ser medio hermano de un preso en Michigan.

El problema es que Michigan — donde el hermano está encarcelado — no le da a Aventura el nombre del preso. El ADN tiene que ser exactamente el mismo que el del asesino, el estado insiste. El derecho a la intimidad, parece, es más importante que la justicia. Esta problema existe en el país. Y es ridículo

"Trabajé esa prueba de ADN por 15 meses para conseguir una respuesta," dice James Cumbie, detective de Aventura que dirige la investigación del único asesinato sin resolver en la historia de esta ciudad. "Era un círculo sin fin. La familia [de Sicherer] merece algo mejor."

Irving "Al" Sicherer nació en Brooklyn, trabajó como abastecedor en los hoteles finos como el Belmont Plaza y tuvo un hijo, Robert Keith, cuando tenía solamente 20 años. Se casó con su amor, Lil, en 1955 y su hija, Beverly nació tres años después. La pequeña familia vivió en los veranos en los Catskills y en los inviernos en Miami Beach, donde se mudaron a tiempo completo en 1967.

Al cuidó bien a su familia. Cuando la situación de la playa empeoró, él se mudó con su familia a Emerald Hills en Hollywood, donde Beverly asistió a Hollywood High School. "Había muchos alborotos," ella recuerda. " La familia se mudó por mi.."

Aunque Roberto nunca se acostumbró al sur de la Florida y regresó al norte, Beverly estaba bien cerca de sus padres. Ella vivió con ellos hasta los 30 años de edad. Luego de mudarse de la casa de sus padres, los llamaba varias veces al día. Cuando Lil, que era diabética, murió de cáncer en 1995, el secreto de Al comenzó a salir. Él era homosexual. Él se lo había ocultado a su familia.

"Él era un buen padre y él amó a mi madre," recuerda Beverly, una doctora que vive en una casa grande con una bandada de perros en Palm Beach Gardens. "Él comprometió la mayor parte de su vida, pero después de que muriera mi mamá, él intentó compensar los 25 años de una vida que él no se había permitido vivir."

Al comenzó a salir con hombres jóvenes, sobre todo latinos en la playa en Hollywood y en un club notorio en Sunny Isles Beach llamado el Boardwalk. Aunque él tuvo un ataque al corazón que requirió angioplastia - o quizás debido a él -- él vivió imprudentemente, saliendo hasta tarde y fingiendo ser rico más allá de sus medios.

En enero de 1999, un policía en bicicleta lo arrestó por realizar un acto lascivo en público, pero los cargos se cayeron  más adelante. (Los detalles son confusos. Se ha destruido el archivo)

Entonces vino ese día horrible en julio. Beverly intentó llamar a su papá por dos días, pero no tuvo respuesta. Finalmente, acompañada por una amiga, Lorraine Schlom, fue al apartamento de su papá en Country Club Drive. "Él estaba allí en una piscina de sangre," ella dice. "No pude cerrar los ojos por un año sin verla." El crimen era bien preparado para los individuos de CSI. Había huellas digitales por todas partes. El asesino dejó un cigarrillo parcialmente fumado. Mejor, investigadores encontraron un vídeo tomado en un Publix en el que Sicherer aparece con un hombre joven comprando cerveza. La cara estaba clara. Todo apuntó a que el era el asesino.

Parecía que el caso sería cerrado cuando dos días después de la matanza de Aventura, un hombre de 19 años llamado Adám Ezerski, parecido compañero de Sicherer, asesinó un hombre gay de 39 años en Fort Lauderdale.

 Un APB nacional salió y después de 16 días, Ezerski fue capturado en un hotel de Reno, Nevada. Periódicos de Los Ángeles, Nueva York, y Miami publicaron artículos sobre la detención de un asesino en serie. Pero Ezerski no era el hombre. Aunque él admitió el asesinato de Fort Lauderdale, negó haber matado a Sicherer. Fue declarado inocente cuando ni las huellas digitales ni la huella sangrienta fueron compatibles con las suyas.

1
 
2
 
3
 
All
 
Next Page »
 
My Voice Nation Help
0 comments
Sort: Newest | Oldest
 
Loading...